Estas imágenes de Julia Flurin, son fragmentos de algunas de las 13 fotografías que conforman el ensayo: Yo misma, historias de mujeres que se masturban. El mismo incluye textos seleccionados por la fotógrafa y Virginia Janza.

Piezas literarias de Silvina Ocampo, Marosa di Giorgio, Tununa Mercado, Susan Thénon, Silvina Gruppo, Clara Obligado, Cristina Peri Rossi, Marie Darrieussecq, Rosa Ester Rodríguez Cantero, Sabrina de Luca y Virginia Janza, entre otras autoras acompañan la serie de retratos que apunta a interpelar la relación de las mujeres con su sexualidad.

**********

UNAJ - yo misma- logos-01.jpg


 

Anuncios
Panel 1

     Todas las luchas feministas de nuestro siglo persiguen un mismo objetivo, lograr la soberanía sobre nuestro propio cuerpo. Las mujeres hemos sido educadas durante siglos para “pedir permiso”. Permiso a nuestro padre para amar, permiso a nuestro marido para disfrutar, permiso a la sociedad para decidir. Son incontables las autorizaciones que tenemos que pedir para accionar sobre nuestro territorio original.

     Nuestra libertad es coartada, medida, negada y silenciada sistemáticamente como estrategia perfecta para el correcto funcionamiento del poder patriarcal.

     Crecemos sin conocer el poder de nuestro cuerpo. Maduramos convencidas de pertenecer a la mitad de la humanidad que nació con el sexo débil. En la sociedad occidental y cristiana nos aseguran que hemos sido creadas con apenas una costilla masculina, que nos corresponde sufrir para parir y reprimir nuestros placeres por recato. Ya que cuando papá compró la pelota para el varoncito también compró la escopeta para impedir la sexualidad de la nena. Incluso, se espera de nosotras que no tengamos sexualidad hasta que aparezca un marido o al menos un amante que nos la otorgue. Nos repiten, en silencio, que las nenas no nos tocamos. Dicen que mientras nuestros pares varones atraviesan la “edad de la paja”, nosotras nos “hacemos señoritas”. Por eso debemos aprender a comportarnos adecuadamente para no provocar a los varones de nuestra misma edad, ni a los adultos. Y de esta manera no convertirnos en las responsables de las consecuencias de ser portadoras de un cuerpo de mujer.



La muestra hasta hoy

 

WhatsApp Image 2017-08-28 at 13.17.11


 

PODER INFINITO / Las 12, Página 12 (30 de diciembre 2016)

nota en pagina completa_en baja


 

Entrevista para Siga el Conejo Blanco (diciembre 2016)

Captura de pantalla 2017-05-22 a las 1.28.34 p.m.


 

captura-de-pantalla-2016-11-18-a-las-9-54-50-a-m


 

RADIO

nos-quemaron
logo-sin-filtros

 

Panel 2

 

     Nuestras experiencias sexuales nos forman, no solo en el plano íntimo sino en toda nuestra vida y nuestras relaciones sociales. Cuanto más rica, sana y plena sea nuestra sexualidad, nuestra vida se verá enriquecida en todos sus aspectos. Si pensáramos la relación con nuestro cuerpo desde el inicio de nuestra vida con una perspectiva feminista se resignificarían nuestras experiencias y nos empoderaríamos con ellas.

Panel 3

 

Mi cuerpo
antigua pira donde aún crepitan
las bailarinas escarlata que me encienden

Mujer amor
mujer panza tetas madre
plenitud
desamparo miedo
luego el amor
soplando los rescoldos
hasta arder de nuevo

Mi cuerpo
única posesión
con todos los papeles a mi nombre

Mi árbol
corteza
de triunfos y arrugas

Mi templo
mi lugar
mi yo

de Rosa Ester Rodríguez Cantero

Panel 4

Mensajes

logo CHIRI  logo RUCULA  Logo PyL